RESERVA DE BIOSFERA DELTA DEL PARANÁ (ARG.)
La RBDelta es una expresión de la Política ambiental de Estado del Gobierno Municipal de San Fernando (Provincia de Buenos Aires - República ARGENTINA) para el desarrollo sustentable de su extendido territorio de islas, en el Delta del Río Paraná, que se encuentra a sólo 40 km. del centro de la ciudad capital de la Argentina. Desde el año 2000 forma parte de la RED MUNDIAL DE RESERVAS DE BIOSFERA del Programa MaB - UNESCO.

10 abr. 2009

* El 13 de febrero de 2009: Se reglamenta finalmente la LEY DE BOSQUES NATIVOS

En sede de la quinta presidencial de Olivos, la presidenta de la Nación suscribió la Reglamentación de la Ley N° 26.331, conocida como “Ley de Bosques”. En la oportunidad, la Jefa deEstado pidió no “convertirnos en soldados verdes” y abogo por la "ARTICULACION RACIONAL ENTRE LA PRODUCCION Y EL CUIDADO DEL AMBIENTE."
Representantes del Municipio de San Fernando y la
RESERVA DE BIOSFERA DELTA DEL PARANA fueron invitados a este trascendental acto que finaliza con un largo debate sobre el modo de producción sustentable de la masa forestal nativa de todo el territorio nacional.

GACETILLA DE PRENSA DE LA SAyDS:
13 de febrero de 2009







La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, firmó hoy el Decreto Nº91, mediante el cual se reglamentó la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos Nº 26.331, motorizando así un proceso a través del cual la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación –en su calidad de Autoridad de Aplicación– brindará, a solicitud de las autoridades correspondientes de cada provincia, la asistencia técnica, económica y financiera necesaria para realizar el Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos existentes en sus jurisdicciones, el que deberá ser actualizado cada cinco años.

La firma del Decreto se produjo durante un acto realizado en la Quinta Presidencial de Olivos, en el que la primera mandataria estuvo acompañada por los Gobernadores Gildo Insfrán (Formosa), Jorge Capitanich (Chaco), Mario Das Neves (Chubut); Maurice Closs (Misiones) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), a los que se sumaron el Jefe de Gabinete, Sergio Massa, los ministros Florencio Randazzo; Julio De Vido, Carlos Tomada Débora Giorgi y Graciela Ocaña, el secretario Legal y Técnico Carlos Zaninni, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Carlos Cheppi, la Lic. Yolanda Ortiz –primera Secretaria de Ambiente de la Nación, durante la última presidencia del Gral. Juan Domingo Perón–, intendentes y legisladores.

En el transcurso de la ceremonia, también se firmó un convenio entre la Secretaría de Ambiente y la de Agricultura para lograr que las actividades productivas forestales no alteren la utilización racional de los recursos naturales y la defensa del patrimonio forestal nacional.

Durante su discurso, la Presidenta Kirchner felicitó al Secretario de Ambiente Homero Bibiloni por haber logrado “en un breve tiempo poder reglamentar esta ley de bosques nativos, mediante la coordinación y articulación con los gobiernos de las provincias”.

Además, indicó que el desafío es no "convertirnos en soldados verdes sino en hombres y mujeres con mucha racionalidad que hagamos sustentable la producción que necesitamos para vivir, para generar trabajo y riqueza y al mismo tiempo, cuidar el medio ambiente".

“Ese es el gran desafío”, dijo la mandataria, quien tomando distancia de las posiciones de organizaciones ambientalistas, expresó que “ni lo uno ni lo otro, porque ninguno de los dos extremos es bueno”, y abogó por “poder articular sensata y racionalmente ambas cosas porque ese es el gran desafío que tenemos y lo vamos a hacer sin lugar a dudas”.


Bibiloni, durante su discurso en la quinta de Olivos


Más temprano, y en declaraciones radiales, Massa también había destacado la labor de Bibiloni para compatibilizar los criterios entre la Nación y las jurisdicciones al señalar que “realizó el trabajo en un tiempo record, porque consiguió el consenso de todas las provincias que integran el Consejo Federal de Medio Ambiente en menos de 45 días".

Al presentar los alcances del Decreto Reglamentario de la denominada “Ley de Bosques”, el Secretario Bibiloni sostuvo que ésta “permite dar una solución a un tema estratégico vinculado a los recursos naturales, la soberanía nacional, la inclusión y la equidad social”.

El funcionario señaló que “si se observan los bosques nativos en términos de territorio y su distribución, vemos que el tema forestal y de montes ocupa más del 70% del territorio nacional”, al tiempo que advirtió que “los datos objetivos indican que Argentina ha perdido parte del valioso recurso forestal nacional llevando a una disminución histórica de 100 millones de hectáreas a 31 millones para esta época”.

Bibiloni dijo que la redacción del decreto reglamentario persiguió el objetivo de “simplificar los esquemas de implementación, operatividad y financiamiento, que hagan posible que la letra de la Ley se transforme en realidades concretas para todas y cada una de nuestras provincias, y por otro lado, perfila un esquema descentralizado con las jurisdicciones con una asistencia nacional a través del financiamiento a los proyectos y programas y al fortalecimiento singular de las áreas ambientales provinciales, con especial referencia a las direcciones forestales o direcciones de bosques de las provincias, buscando crear un fondo y un sistema de apalancamiento presupuestario permanente”.

“Así como se ha dicho que hay una deuda ambiental internacional, también tenemos una deuda local”, reconoció el titular de la cartera ambiental, para añadir que “a través de esto cerramos una etapa para el bosque nativo y especialmente para los argentinos y argentinas que habitan en él y simplemente cumplimos la manda del Art. 41 de la Constitución, que habla de un desarrollo sostenible para nosotros y para las generaciones futuras”


Durante el acto de reglamentación de la Ley de Bosques

Los alcances de la reglamentación

Con la reglamentación de la norma, la cartera ambiental nacional permitirá que se fortalezcan institucionalmente las estructuras provinciales ambientales, para un efectivo cumplimiento y control de la normativa, evitando la deforestación y el consiguiente deterioro de ecosistemas únicos.

La normativa habilita una intervención de la Secretaría de Ambiente que permite contar con actividad presupuestaria dirigida a la conservación, restauración y aprovechamiento sustentable de los recursos forestales nativos de nuestro país, a través de una reglamentación que contempla, al mismo tiempo, el reconocimiento y la participación de las comunidades indígenas; campesinas y pequeños productores que viven del bosque.

Por otra parte, a partir del decreto reglamentario se establece el “Plan de Aprovechamiento del Uso del Suelo” que servirá a la planificación de actividades productivas que impliquen un cambio en el uso de la tierra mediante el desmonte; la descripción de los objetivos propuestos a tal fin y aquellas especificaciones sobre la organización y medios a emplear para garantizar la sostenibilidad de los recursos suelo, agua y biodiversidad.

Al evitar un mal uso del suelo, la ley a la vez favorece distintas acciones para la mitigación del cambio climático y para la lucha contra la desertificación, dos de las amenazas ambientales más urgentes en Argentina y el escenario mundial.

La Secretaría de Ambiente lleva adelante esta iniciativa junto a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación; la Administración de Parques Nacionales y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, generando sinergia desde el gobierno nacional para la defensa del patrimonio forestal nativo evitando el desmonte, que desde 1900 a esta parte se cobró 69 millones de hectáreas.

Dentro de las acciones para la preservación de los bosques, se detalla la entrega de subsidios a entidades y municipios en el marco del Programa Social de Bosques (PROSOBO) que la Secretaría de Ambiente tiene en marcha desde el 2003.

Desde este programa se gestionan acciones de restauración de masas forestales nativas, que contribuyen a favorecer a comunidades rurales dispersas y pueblos originarios, evitando su desarraigo con actividades de autogestión y participación comunitaria.

Otras de las acciones para la defensa de los bosques nativos son el Programa de Investigación Científico Técnica Orientado (PICTO); la segunda etapa del Inventario de Bosques Nativos; el Programa Nacional de Bosques Modelo y los Proyectos de Investigación Aplicada a los Recursos Forestales Nativos (PIARFON), en el marco de las políticas sustantivas que la Secretaría de Ambiente tiene a disposición para el manejo sustentable de los recursos forestales del país.

Asimismo, la cartera ambiental nacional junto al COFEMA elaborarán guías metodológicas a los fines de valorizar los servicios ambientales definidos por la Ley Nº 26.331, en el marco del Programa Nacional de Protección de los Bosques Nativos, creado en el artículo 12 de la ley referida.

La norma en cuestión, estableció los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración, la conservación, el aprovechamiento y manejo sostenible de los bosques nativos y de los servicios ambientales que éstos brindan a la sociedad.

Ambiente y Agricultura acordaron producción forestal sustentable

En el marco de la presentación oficial de la reglamentación de la Ley de Bosques, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable suscribió un convenio con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, para lograr que las actividades productivas forestales no alteren la utilización racional de los recursos naturales y la defensa del patrimonio forestal nacional.

“Este acuerdo con el Secretario de Agricultura Carlos Cheppi inaugura un espacio institucional desde donde abordar los problemas y las soluciones que deriven de una práctica productiva, en equilibrio con la ecuación producción-ambiente, capaz de generar inclusión social y fuentes de trabajo en distintas regiones del territorio nacional” expresó Homero Bibiloni.

A partir de la firma de este convenio, ambas carteras se comprometen a gestionar asistencia técnica y canalizar recursos financieros para planes y programas que preserven los bosques nativos y cultivados.

En línea con lo que dicta el reciente decreto de reglamentación de la Ley 26331, el acuerdo entre Ambiente y Agricultura establece la creación de un Plan Nacional Forestal para optimizar la industrialización de las masas forestales y lograr rentabilidad a partir de un manejo sustentable de los bosques, capaz de mejorar la calidad de los productos y servicios derivados de su aprovechamiento.

La letra del convenio incluye además el desarrollo de una estrategia interinstitucional en el plano de las negociaciones y los acuerdos internacionales, con el propósito de armonizar políticas entre los países de Sudamérica y principalmente el MERCOSUR.

0 comentarios: