RESERVA DE BIOSFERA DELTA DEL PARANÁ (ARG.)
La RBDelta es una expresión de la Política ambiental de Estado del Gobierno Municipal de San Fernando (Provincia de Buenos Aires - República ARGENTINA) para el desarrollo sustentable de su extendido territorio de islas, en el Delta del Río Paraná, que se encuentra a sólo 40 km. del centro de la ciudad capital de la Argentina. Desde el año 2000 forma parte de la RED MUNDIAL DE RESERVAS DE BIOSFERA del Programa MaB - UNESCO.

31 jul. 2006

* Ganado de la RBDelta se lleva premios: LA EMOCION DE ESTAR POR PRIMERA VEZ EN LA PISTA CENTRAL...


Arrecegor y Lecour en la Rural

Extracto de la Nota publicada en el Diario La Nación de Buenos Aires, el 29 de julio de 2006.

Como es tradición en Palermo, participar y competir en esta exposición significa para muchos cabañeros algo así como estar en un Mundial, en este caso, de la ganadería. No obstante, también es cierto que puede representar aún más, como ver cumplido un sueño en quienes se presentan por primera vez.
Una mezcla de esas cosas se suceden por estos días en la cabeza de Alejandro Lecour, uno de los cabañeros que Hereford tiene como debutantes en Palermo, sobre 14 nuevos expositores. Si sólo fuera por esto, su historia se trataría de otro hombre más que llega con sus animales.
Pero hay en la vida de Lecour varias cosas que hacen llamativa su presencia en esta exposición. En primer lugar, viene del sector petrolero. Más allá de las vacas, ho
y es ejecutivo de desarrollo de nuevos proyectos de gas en Repsol YPF. "Antes iba al campo a pasear; me involucré [con el sector] a partir de este proyecto", comentó.
"Hoy me organizado para cada cosa [su actividad en la petrolera y en la cabaña]", agregó. A este cabañero lo acompaña Eduardo Arrecegor como encargado de producción.
Junto a este original desembarco en la ganadería desde otra actividad, Lecour presenta otras cosas interesantes. Su cabaña, Don Cirilo, que va a cumplir un año de vida, está en una isla del Delta bonaerense, concretamente en el partido de San Fernando.
Y Lecour se muestra orgulloso por eso. "Es la primera vez en la historia de Palermo que una cabaña del Delta presenta un animal nacido allí", dijo el propietario de esta firma, que nació de la compra de embriones, vaquillonas y un toro padre de otra conocida cabaña.
¿Qué hace un hombre del sector petrolero apostando por este sector? Lecour lo explicó así: "Me metí por amigos; me interesó hacer una inversión en una cabaña con el valor agregado del pedigree, apuntando al mejoramiento genético y, en un futuro, a la venta de reproductores, semen y embriones para el área de las islas, Mesopotamia y zonas subtropicales". En realidad, este hombre, que hasta aquí se vino con una ternera y un ternero Polled Hereford, parece tener un desafío aún mayor. "Mi sueño es que en las islas haya un polo genético. Allí hay ganado general, no genética de pedigree", expresó este cabañero.

Primer Palermo
Para Lecour, estar en Palermo no sólo significa competir. Cree que también enseña cosas interesantes. "Mi primera experiencia aquí es para aprender, comparar y [demostrar] que se puede con una cabaña chica y fuera de la zona tradicional", sostuvo.
Sin embargo, además de aprender en la Exposición Rural está para plantearse otros objetivos. "Este año aprendemos y el próximo venimos para ganar (anteayer la ternera Polled Hereford ganó un premio en su categoría)", afirmó. Para llegar a la muestra, a sus animales los comenzó a preparar hace seis meses.
Más allá de esta raza, Lecour tiene también una apuesta por el Angus. "Entre septiembre y octubre próximos nacen en la isla entre 20 y 30 Angus negros de transferencia embrionaria", dijo. Razas aparte, si hay algo que también tiene bien en claro es que la manera de trabajar en las islas del Delta es bastante distinta de un campo tradicional. "La forma de trabajar en la zona es diferente, porque se trata de campos forestales [con plantaciones de álamos] donde se usan las pasturas naturales para hacer ganadería", explicó. No sólo el manejo tiene algunas características distintas respecto de otras zonas, sino también los cuidados que en ciertas ocasiones es necesario considerar. "Aquí otra cosa importante es el manejo de las mareas. Si el río sube, el campo puede inundarse. Pero para eso se arman diques especiales para que la hacienda quede por arriba de la marea, que dura entre 4 y 6 horas", precisó.
Como debutante en Palermo, con una cabaña en el Delta y animales nacidos allí, Lecour también es uno de esos casos donde, pese a los problemas que ha enfrentado en los últimos meses la ganadería, el productor busca mirar más allá de la coyuntura. "Queremos armar [en el Delta] un polo de mejoramiento", enfatizó una vez más al remarcar su desafío en esta zona.

Por Fernando Bertello
De la Redacción de LA NACION

0 comentarios: