RESERVA DE BIOSFERA DELTA DEL PARANÁ (ARG.)
La RBDelta es una expresión de la Política ambiental de Estado del Gobierno Municipal de San Fernando (Provincia de Buenos Aires - República ARGENTINA) para el desarrollo sustentable de su extendido territorio de islas, en el Delta del Río Paraná, que se encuentra a sólo 40 km. del centro de la ciudad capital de la Argentina. Desde el año 2000 forma parte de la RED MUNDIAL DE RESERVAS DE BIOSFERA del Programa MaB - UNESCO.

9 nov. 2009

* 26 de Octubre - REUNION N° 45 DEL COMITE DE GESTION

Con motivo de los anunciados acuerdos para promover la incorporación del cultivo de variantes exóticas de bambú en las islas del Delta Bonaerense y respondiendo a las inquietudes y alarma que esta eventualidad motivara en sectores académicos, técnicos y de productores se realizó una convocatoria extraordinaria del COMITE DE GESTION de la RBDelta, para analizar en tema, intercambiar impresiones y eventualmente producir una declaración pública que estableciera la posición del cuerpo y las Instituciones que lo integran.
El rico debate producido puede consultarse en la versión taquigráfica de la reunión. Al término de la misma, fue APROBADO POR UNANIMIDAD el texto de la siguiente declaración:









Declaración pública del COMITE DE GESTION respecto del tema bambú:
En la ciudad de San Fernando, a los 26 días del mes de Octubre de 2009, se reúne en su 45ª. Sesión Plenaria el COMITÉ DE GESTIÓN de la RESERVA DE BIOSFERA DELTA DEL PARANA. Luego de debatir sobre el tema de la convocatoria sobre variedades de bambú se resuelve efectuar la siguiente declaración:

El Comité de Gestión de la Reserva de Biosfera Delta del Paraná, con el acuerdo de las Instituciones científicas, académicas, representantes de la producción y las comunidades de pobladores y representantes del gobierno local, expresa públicamente su preocupación ante el anuncio de programas y planes para el desarrollo del cultivo y explotación de variedades de bambú exóticas en el territorio del Delta Bonaerense.
Sin perjuicio de la pertinencia o no de la iniciativa, estos programas y planes se anuncian como parte de la política forestal impulsada por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, lamentablemente sin conocimiento y aval de los actores regularmente vinculados con la producción de la región o los organismos técnicos y académicos con actuación en el medio isleño. Tampoco se conoce que se hubieren realizado los estudios técnicos y ambientales que resultan indispensables y también obligatorios para cualquier desarrollo en territorio del Delta Bonaerense. 
Los lineamientos estratégicos elaborados por la comunidad isleña en los Encuentros Isleños de 2008 y 2009, las líneas de investigación del INTA para la región y las políticas de promoción de la actividad productiva isleña sostenidas públicamente por los gobiernos nacional o provincial, suponen compromisos que deben satisfacerse antes de incorporar en el escenario del Delta otras líneas de actuación, que nunca han sido tomadas en consideración durante los dos siglos que lleva la actividad del hombre en el territorio isleño.
La situación del territorio isleño del San Fernando, en su condición de miembro de la Red Mundial de Reservas de Biosfera del Programa MaB-UNESCO, supone para el estado miembro (Argentina) un compromiso serio y responsable con políticas ambientales y de desarrollo humano. El mundo mira al Delta y el Comité de Gestión junto al Municipio han dado reiteradas y públicas muestras de su compromiso en una gestión para el desarrollo local sustentable y el impulso de una producción amigable con el ambiente isleño. 
Ello se construye con responsabilidad, criterios científicos y técnicos probados y participación de todos los actores de la comunidad. Sobre el tema de variedades de bambú exóticas, no hemos sido informados sobre la realización de estudios serios y completos sobre el impacto ambiental que la expansión de estas especies podrían provocar en al ecosistema isleño y la consecuencia sobre las tierras actualmente aptas para los cultivos tradicionales que se realizan con reglas y procedimientos de sustentabilidad ambiental, económica y social. 
Por el contrario, son numerosas las voces calificadas que advierten sobre la prevención y mesura que la iniciativa merece en función de la agresividad y expansión de estas especies vegetales, la dificultad de recuperar el suelo para otros usos de la tierra, así como el impacto negativo de estas plantaciones sobre la fauna y la biodiversidad de la región, interrumpiendo los corredores biológicos naturales.
En medio de este escenario está el poblador y pequeño productor isleño, a quien por elemental responsabilidad social estamos obligados de preservar del riesgo de otro fracaso en la serie de propuestas productivas que se han implementado en el Delta, con apresuramiento y con la secuela de incorporación de especies exóticas invasoras en las tierras luego abandonadas.
Por todo ello, este Comité de Gestión, las Instituciones que lo integran y el gobierno municipal de San Fernando solicitan a las autoridades provinciales y sectores privados involucrados, la prudente momentánea postergación de esta promoción, condicionada a la incorporación de las Instituciones y la experiencia productiva local al análisis de los aspectos ambientales de la propuesta y la realización de todos los estudios tecnico-científicos indispensables para garantizar el manejo responsable de esta nueva alternativa, cuya introducción no reconoce antecedentes en la historia productiva del Delta Bonaerense. 
 Asimismo, advertimos a productores y pobladores del territorio de la Reserva de Biosfera Delta del Paraná que deberán abstenerse de realizar en sus predios experiencias con estas u otras nuevas alternativas, sin conocimiento y control de las Instituciones técnicas y académicas que integran este Comité de Gestión, asumiendo plenamente a su costa y responsabilidad la eventual remediación de las afectaciones ambientales, tal como establece la normativa vigente.
Concretamente, se exhorta a las autoridades correspondientes del Municipio de San Fernando a sancionar con urgencia una normativa aplicable al territorio de las 2da. y 3ra. Secciones de Islas del Delta Bonaerense que refuerce la detección, monitoreo y rápida mitigación de cualquier práctica productiva con introducción de especies que eventualmente pudieran resultar dañosas al ecosistema en el corto, mediano o largo plazo, garantizando la integralidad territorial de la Reserva de Biosfera Delta del Paraná.
Finalmente, convocamos a los restantes miembros de la Red Mundial de Reservas de Biosfera y al Comité MAB Nacional y su Unidad de Coordinación del Programa MAB en la Argentina para acompañarnos en esta declaración.

SAN FERNANDO, 26 de octubre de 2009

CONSEJO DE PRODUCTORES DEL DELTA, CENTRO INDUSTRIAL MADERERO, COOPERATIVA DE PROVISION Y SERVICIOS PARA PRODUCTORES FORESTALES LTDA., COOPERATIVA LOS MIMBREROS, COOPERATIVA DE CONSUMO FORESTAL, GRUPO MIMBREROS UNIDOS DEL DELTA BONAERENSE, CASA DEL DELTA, INSTITUTO NACIONAL DE TECNOLOGIA AGROPECUARIA (INTA) – Estación Experimental Delta, UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES (Facultad de Agronomía y Veterinaria, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales), UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MARTIN (Laboratorio de Ecología, Teledetección y Ecoinformática), ASOCIACION PARA LA CONSERVACION Y ESTUDIO DE LA NATURALEZA (ACEN), MUNICIPALIDAD DE SAN FERNANDO.

1 comentarios:

A LOS AMIGOS DEL MEJORAMIENTO DEL ESTADO: Les pido opinión y difusión de la siguiente propuesta
Se trataría de pedir al gobierno que cada uno de los organismos nacionales, provinciales y municipales pongan foros públicos por Internet, para discutir sus gestiones.
Quejas y sugerencias públicas que los funcionarios estén obligados por ley a responder. Y cualquier ciudadano pueda contribuir al debate sin ningún requisito. Si, sin ningún requisito ni elementos de prueba. Ojo: es para difundir quejas y sugerencias sin consecuencias legales salvo la ausencia de respuestas, al menos que los funcionarios entren una vez a la semana o algo así.
Hace falta pedir al Congreso Nacional y los provinciales, de todas las formas posibles (inundando incluso de mails a los periodistas) que hagan una ley para esto. Yo creo que ni los funcionarios podrían estar en desacuerdo con esto, porque favorece a los buenos !!!